GUERRA DE ALMOHADAS

Esta no es una historia sobre guerra de almohadas en la que gana quien más se ría y mejor se lo pase.. Al menos así lo veo yo.. Me he visto involucrada en muchas de ellas, por supuesto como la protagonista y también como figurante.

Tampoco esta historia va de quién más fuerte dé un almohadazo, será el único y gran vencedor. No, de eso no trata.

Esta historia trata de disfrutar de una buena almohada en la que poder dormir, descansar, relajarse, pensar, evadirse e incluso muchas noches en ella llorar.

Una almohada blandita y confortable, dependiendo de la carga mental que un@ cargue.

Una almohada alta para quienes sueñan a lo grande.

Una almohada más bajita para que la caída no sea tan fuerte.

Que sea como un@ prefiera.

Algun@s de noche la abrazan, sobretodo en las más solitarias.

Este relato no va de tiros, bombas ni contienda. Finalmente va de ese juego de niños pequeños y grandes sin maldad, que hacen volar por los aires las plumas, la fibra, la lana y mucho más.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s