CABAÑA VOL. 3 “La casa abandonada”

Tendríamos entre diez y doce años. Por aquel entonces solíamos ir a la casa abandonada, así la llamábamos. Era uno de nuestros lugares preferidos en donde pasábamos tardes enteras jugando entre escombros, runas y polvo. Aquella casa había pertenecido a una familia adinerada, formada por un matrimonio con cinco hijos. El padre se dice que … Sigue leyendo CABAÑA VOL. 3 “La casa abandonada”

LEVADURA FRESCA “Martin”

Martín se iba habituando al barrio, paseaba por las calles que lo habían visto crecer y recordaba con nostalgia sus vivencias de cuando era un niño. Solía ir a una horchateria que estaba cerca del mercado en donde la horchata se la servían bien fría con ese sabor tan característico de la chufa que tanto … Sigue leyendo LEVADURA FRESCA “Martin”

EL QUIOSCO

Me perdía en aquel universo de revistas, diarios, chocolatinas, chicles, y entregas de Casitas de muñecas o trenes de época. Rafael un quiosquero simpático y entrañable al que le gustaba hablar con la gente, amaba su trabajo y era feliz vendiendo en aquel pequeño quiosco al que tanto me gustaba ir y recrearme mirando las … Sigue leyendo EL QUIOSCO

OPINIONES

Las Opiniones son libres y varias y suelen ser bienvenidas siempre que, sean constructivas. Dar una opinión es simplemente manifestar lo que piensas defendiendo una creencia, con la intención de transmitir o expresar lo que realmente te importa o representas. Por eso, se acogen al término subjetivas. Es una opinión... Pero no consiste únicamente en darla, sino … Sigue leyendo OPINIONES

AMOR EN TIEMPOS DE ANOREXIA

Hace tiempo conocí a una persona que tenía un trastorno alimentario. Al interesarme por su estado, ella misma me animó a relatar su historia y a publicarla. Pues bien, esta chica llamada Zoe como todas las semanas regresaba a su casa un tanto agotada después de unas horas de terapia. Un día sin más, se paró … Sigue leyendo AMOR EN TIEMPOS DE ANOREXIA

¡CUANDO CREZCAS!

Que mal me sentaba cuando me decían "ya lo harás cuando seas mayor", o "ya lo entenderás cuando seas grande", a lo que yo siempre contestaba "ya soy mayor puedo entenderlo", pero parece ser que mi ímpetu y mi vehemencia no eran suficientes. Quizás si me lo hubiesen explicado, se hubieran ahorrado frases tan rotundas … Sigue leyendo ¡CUANDO CREZCAS!